domingo, 29 de mayo de 2011

¡Juguetes para niños!

Venom, escultura de Diamond Select.

Capitán Jack Sparrow de Hot Toys.

La evolución del juego y del juguete va de la mano con la del hombre, si empiezo a remontar al pasado llegaría hasta los objetos de los niños y culturas mayas, babilonicas y hasta la prehistoria. Los mayas jugaban el ritual del famoso juego de pelota Ulama, donde representaban la vida y la muerte.

Representación del Patolli

Perrito azteca de obsidiana
También los mexicas jugaban Patolli, que era un tipo de juego de mesa, los frailes se asustaron por ver este juego, pues era de apuesta y podrían perder sus posesiones e incluso podrían ser sacrificados por los dioses.
Muy parecido al ajedrez y damas inglesas, se jugaba con pequeñas piedras blancas y negras. Sobre un “tablero” con pequeños hoyos. Con dos jugadores (uno tenía las piedras blancas y el otro las negras), las cuales estaban alineadas frente a cada jugador y con unas cañas hendidas por el medio. Cada jugador pegaba en el suelo, y al caer las cañuelas debían quedar con la parte hendida y hueca hacia arriba: así el jugador avanzaba la piedra (negra o blanca) por el tablero según el número de cañuelas que quedaban con la parte hendida hacia arriba. Se menciona que había expectadores del juego y verdaderos tahúres profesionales. Fuente, sepiensa.
No la haremos tan larga, comencemos por los reyes del juego de mesa en la era del medioevo...

Detalle de El libro de los Juegos, del rey Alfonso X de Castilla. (Imagen de Wikipedia Commons)
 En ésta época, queda claro la importancia que le daban al juego, según El libro de los Juegos, un catálogo de actividades de mesa de esa época, desde ajedrez hasta backgammon que el rey Alfonso X de Castilla ayudó a redactar.

Soldados planos de estano, imagen de todocoleccion.net
 Brinco hasta el siglo XVIII pues oficialmente comenzó la fabricación de los famosos soldaditos de plomo, en Alemania, exactamente en Nurenmberg. Hilpert y Heinrischen confeccionaron los primeros soldados de estaño, pero no como los conocemos, sino que eran planos. La técnica se expandió en toda Europa y llegó  a Francia, donde fueron creados en 3D pero esta vez cambiaron del estaño al plomo.

Juguete de Supermán de 1940
Jaguar, de Bandai 1960, Museo Argentino del Juguete.
Batimóvil, ASC Circa, Japón, 1960, Museo Argentino del Juguete.
Photoing on car, Circa, Japón, 1960, Museo Argentino del Juguete.

James Bond Aston Martin, 1960
Largo, de la serie de tv estadounidense, Los Locos Adams, salió a la venta en 1964.
Robot de Paya, fabricado en los sesentas en España.
Goverment Issue Joe (G.I. Joe) es una marca de juguetes que salió a la venta en 1964 y que Hasbro la compró a su creador, Stanley Weston. Para que tuviese el éxito de Barbie, de Mattel, pero en niños.





 Damos un paso mucho más largo a los años sesentas que marcaron la pauta de comercialización de los juguetes, desde los juegos de mesa, hasta las figura de acción. Japón ya comercializaba los cochecitos de algunas series de acción, como el Batman de 1960. Remco sacó a la venta las figuras de la serie Los Locos Adams... Aunque se supone que los juguetes comerciales salieron en esos años, Ideal vendió un muñeco de Supermán en 1940. Hasbro sacó a la venta su famoso escuadrón GI Joe en 1964.


Batimóvil de lata con pistones de Taiwán, 1970.
Muñeco de Batman de los setentas de bat-blog.com
Robot Mazinger de 1970.
Kid Acero.
 Mego sacó a la venta las figuras de acción de la serie de tv de Batman. La juguetera fue de las más famosas de esos años e hizo muchos juguetes de DC Comics. A finales de los setentas, George Lucas comenzó a vender la imagen de los protagonistas de su película Star Wars: A New Hope. Fue tanta la demanda que mucho antes de vender cualquier prototipo ya tenían sobrepedido.
En esos años las figuras de acción ya se comercializaban bien y se parecían mucho más a los actores de las películas o series de tv. Kid Acero fue un juguete de acción de la marca Big Jim en latinoamérica, Mattel lo distribuyó por medio de CIPSA, y fueron parte importante en el juego de los niños de finales de los setentas. Kid Acero era el líder de El Escuadrón Lobo. El Hombre Biónico fue parte de la colección. Esta línea de juguetes de acción tuvo los primeros vehículos interactivos, por ejemplo, los cañones de un helicóptero lanzaban chorros de agua. A principios de los ochentas, Big Jim decidió unir las marcas de Kid Acero y James Bond. A su vez Palitoy, empresa inglesa, sacaba a la venta Little Big Man, los soldados del ejército, con varios puntos de articulación. También salía por el mismo estilo y a finales de los setentas y principios de los ochentas los juguetes españoles Madel Man, muñecos de guerra, que al principio, en vez de pies, tenían muñones, para encajarlos a los zapatos. Dado el auge y  saturación del mercado del muñeco de acción, Josep Magria i Deulo, decidie sacar su propuesta con los clichés de las personalidades y trabajos de aquella época, pero estilizado, nació Airgam Boy en 1974, que en los ochentas llegaron a varios países latinoamérica, pero con el nombre de Exin Boys. También por esas fechas, Hans Beck, desde Alemania, inventaba Playmobil tal como lo conocemos, y a la fecha, la sonrisa de ese juguete, no ha sido borrada y ha resistido el paso del tiempo. Lily Ledy, Tente, Igga y Exin fueron las marcas más famosas en México de juguetes.





He-Man y los Amos del Universo


Thundercats Lion-O
Silverhawks
Voltron Lions y Sarcófagos de Scorpion y Mutilor
Super Amigos de Kenner

G.I. Joe

Los juguetes ochenteros en latinoamérica se basaron en mucho en las series de televisión infantiles, un ejemplo son las series de acción americanas como Los Superamigos, He-Ma and the Masters of the Universe, Thundarr el Bárbaro, Thundercats, Voltron Leones, G.I. Joe, M.A.S.K así como las marcas alemanas de Playmobil y los famosos Exin Boys, Ensueño y su robot 2X-L.




T-1000 de Todd McFarlane

Dunny de Kid Robot
Creación de Michael Lau y Erick So.
 Los noventas no se escapan de la gran influencia de Todd McFarlane, él vino a renovar la industria y cambiar el esquema de cómo se vería en 10 años más... Con sus extraordinarias esculturas de pocos punto de articulación, pero con un parecido impresionante a los cómics de Spawn y a los personajes de las películas de terror, Moviemaniacs, McFarlane fue el modelo a copiar por muchos... Después vendría NECA y los creadores independientes de Hong Kong, Michael Lau y Erick So, los noventas fueron parteaguas de la independencia de la industria del juguete de los gigantes como Mattel y Hasbro. Las creaciones de diseñadores independientes y jugueteros urbanos trajeron a los famosos Kid Robot, Medicom Toy, Kotobukiya y Toy 2R. 




Figura Jack Sparrow de Hot Toys
Figura Iron Man Mark 5 de Hot Toys
Escultura Thor de Sideshow Collectibles.
Esculturas de Venom y Carnage de Sideshow Collectibles.
 Hoy en día, la empresa juguetera se divide en los juguetes independientes y comerciales, los primeros los compran por lo general, personas jóvenes y adultas. Los segundos, las grandes empresas como Hasbro y Mattel, van a un público más infantil y se dan el lujo de no darle tanto detalle a la forma... Pero si hablamos de Fisher Price, Leap Frog y Playschool esos serían para público preescolar. Un ejemplo de empresa que está repuntando en el mundo por la calidad y detalle que les da a sus figuras es Hot Toys, empresa de Hong Kong que se dedicaba al principio a  crear soldados de juguete a escala, pero clásico, fue creciendo y dada su buena calidad empezó a crear esculturas casi idénticas de nuchas otra empresas o películas famosas, como Marvel. Se le unen en ese renglón la consolidada NECA, Kid Robot, McFarlane Toys y Kotobukiya en Japón.

Por último me quedo con la palabra de los antiguos Toltecas, la Huehuetlahtolli, donde los hijos defendían su derecho de ser infantes, ya que lesdecían  a sus padres, que todavía no estaban preparados para la guerra con esta frase...

“Aún soy un niñito, un chiquillo, que aún renuevo la tierra, que aún estoy jugando con tiestos, que aún juego con la orina, con mis heces, que todavía mis babas, mis mocos, revuelvo con mis manos. Porque todavía no mucho me doy cuenta, escucho; no mucho he crecido, aún no soy prudente.”






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada